La protesta como arma social

social-protest-as-weaponAl investigar sobre este tema, nos damos cuenta de que es bastante frecuente observar protestas en Chile; sin importar la gravedad de la causa, en ocasiones son solo unas pocas personas las que salen a marchar. Es común ver también como un grupo incendia unidades de transporte al estar descontentos con el resultado de un partido de fútbol, por ejemplo.a

Quienes protestan son en su mayoría jóvenes, a veces tan jóvenes que no tienen edad para votar. El hecho de que en más de 20 años no haya habido un plebiscito lo explica todo; aunque en teoría exista el plebiscito como opción, suponemos que no se han dado las circunstancias que lo ameriten según los reglamentos chilenos. Es así como muchos chilenos ven en la protesta su único método para expresarse y cambiar las circunstancias que les afecten.

Por otro lado, el sufragio electoral no es muy bien visto. El voto fue obligatorio en Chile hasta el año 2012, fecha en la cual el entonces presidente Sebastián Piñera modifica la ley de sufragio para así inscribir automáticamente a quienes cumplieran la mayoría de edad (18 años) en el registro electoral.

Dicha modificación se lleva a cabo en aras de motivar a la población a votar “de por las buenas”; sin embargo, esta medida resultó ser contraproducente puesto que la opcionalidad del voto llevó a un porcentaje de la población a decidir simplemente no sufragar. Desde su implementación, el sufragio voluntario propugnó la abstención de más del 60% de la población votante.

En comparación con otros países hispanohablantes, el interés general del chileno en materia política se ha venido debilitando. Las continuas insurrecciones a mediados de la década pasada se han visto atenuadas. Además, se especula que los medios nacionales no son lo suficientemente informativos y buscan desviar la atención de los problemas reales para marearles con temas de prensa rosa y entretenimiento, siendo más común que ignoren o transmitan poco aquellas noticias más significativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*